4. Mega datos, mega empresas: creando conciencia sobre las implicaciones en derechos y los deberes en la protección

4. Mega datos, mega empresas: creando conciencia sobre las implicaciones en derechos y los deberes en la protección

4. Mega datos, mega empresas: creando conciencia sobre las implicaciones en derechos y los deberes en la protección

La llegada de los Mega Datos (Big data), donde se analizan grandes conjuntos de datos para proporcionar información sobre un tema en particular, y de la “Internet de los objetos” (Internet of things), donde un número cada vez mayor de dispositivos y aparatos están conectados a Internet, ha significado que los datos personales son la nueva moneda a ser recaudada y comercializada. Por esta razón, la implementación de medidas para la protección de la  privacidad y otros derechos se vuelve más difícil.

Hay muchos beneficios que son producto del uso de Mega Datos para los consumidores, así como la salud pública y la sociedad. Sin embargo, sigue habiendo dudas sobre la forma de asegurar garantías eficaces de privacidad durante la recolección, el almacenamiento, uso e intercambio de datos personales. Las innovaciones como la tecnología “portable”, que graba y almacena datos de salud, y el reconocimiento facial, que hace instantánea la identificación de personas, son cada vez más comunes y plantean nuevos retos para el sector de las TIC. En los próximos años, todas las empresas se harán empresas TIC debido a la dependencia de la tecnología para ofrecer servicios, tales como automóviles, energía e incluso el sector de petróleo y gas. Aún más, las ciudades de todo el mundo ya están haciendo uso de grandes volúmenes de datos para gestionar el tráfico, la energía y el día a día de los negocios del gobierno.

El uso de datos, incluso si son anónimos, puede identificar a los individuos y revelar muchos detalles personales cuando se combina con otros conjuntos de datos. Ahora además estos también se pueden almacenar indefinidamente. Por lo tanto, la información recopilada para un propósito podría tener otro uso en el futuro, por lo que es imposible que los usuarios den su consentimiento informado. Entre más datos sean recolectados por las empresas, serán más quienes querrán acceso a ellos, levantando preguntas difíciles sobre cómo proteger la información personal contra robos o ataques. Casos de alto perfil de las violaciones de datos en 2015, incluyendo TalkTalk, Ashley Madison y Experian, son señales de lo que es probable que siga ocurriendo en el año 2016 y más allá. Por otro lado, más información disponible también crea más oportunidades para la vigilancia y elaboración de perfiles, lo que podría conducir a la discriminación.

En la actualidad, existe poca conciencia pública por parte de las empresas y la sociedad civil sobre cómo los mega datos pueden afectar el derecho a la privacidad. Hay muy pocas guías disponibles  para ayudar a las empresas a navegar este problema, y existe mucha confusión sobre qué tipo de datos se recogen, cómo se utilizan y cómo se almacenan. En 2016, el Institute for Human Rights and Business-IHRB estará explorando vías significativas para la protección de los derechos en una época de grandes volúmenes de datos en múltiples sectores. 

Dejar un comentario