3. Transformando para trascender: Participación de las empresas en procesos de reintegración

3. Transformando para trascender: Participación de las empresas en procesos de reintegración

3. Transformando para trascender: Participación de las empresas en procesos de reintegración

El 2017 será el año en el que miles de combatientes de las FARC dejen las armas y las empresas reciban diferentes incentivos para participar en el proceso crucial de su reintegración, lo cual es una oportunidad para que el sector privado se involucre más profundamente en la construcción de paz nacional.

En el modelo de justicia transicional implementado hasta la fecha en Colombia, las empresas y el sector privado en general, han sido fundamentales en el proceso de resocialización y reintegración de ex combatientes de grupos armados ilegales a la vida la civil. Encabezado por la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR), el Gobierno Nacional ha logrado fomentar alianzas con diferentes empresas basadas en la empleabilidad, el voluntariado, la proveeduría, la formación para el trabajo, los espacios de reconciliación y el servicio social.

Pero la desmovilización de las FARC supone uno de los mayores retos para el logro de una paz estable y duradera. Por esto, para la reintegración de ex combatientes se han planteado beneficios diferentes a los que conoce el país, y el  gobierno ha planteado que las empresas pueden y deben ir más allá de contratar excombatientes. Deben apoyar estructuralmente la construcción de paz en las regiones.

Con el Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera nos situamos entonces frente a un nuevo escenario de reconciliación. Esto implica que las empresas, en el marco de su participación en la construcción de verdad y reconciliación, no solo acudan a las instancias no judiciales que establece el Acuerdo, sino que se conviertan en un actor más encargado de su implementación.

*FOTO: Archivo comunicaciones, Agencia Colombiana para la Reintegración. 

 

Dejar un comentario